Saltar al contenido
TIENDA DE PELOTAS

Pelota de Hockey

Pelota de hoquei

El hockey, uno de los deportes más difíciles de jugar en todo el mundo, debido a que se trata de un deporte físico en el cuál debes ser capaz de controlar una pelota con un stick y en función de tu especialidad de deporte, deberás correr o patinar, bien sobre hielo o en patines de línea.

La bola de hockey es diferente según tu modalidad de deporte, por lo que deberás escoger la pelota más adecuada al tipo de hockey que vas a practicar. Te lo queremos poner fácil, por lo que sólo debes seleccionar tu especialidad y descubrir las mejores ofertas en pelotas de hockey para ésta.

Hockey sobre hielo

Más conocido como puck (traducción del inglés),  el disco de hockey sobre hielo es la herramienta más importante para jugar a este deporte.

El material usado para la pastilla es el caucho vulcanizado, con un diámetro de 7,62 cm y un grosor de 2,54 cm (equivalente a 3 y 1 pulgadas respectivamente). Con un peso variable entre 156 y 170 gramos, los discos de hockey se han convertido en todo un icono del deporte sobre hielo.

Hockey sobre césped

Las pelotas de hockey sobre hierba están hechas de plástico vacías por dentro, con una pared de 1 cm de grosor y de un tamaño parecido a una pelota de tenis o béisbol. Según las normas oficiales, el diámetro debe ser de entre 7,1 y 7,5 cm con un peso comprendido entre 156 y 163 gramos.

Las bochas de hockey de un nivel más elevado pueden tener caucho o algún tipo de corcho en su núcleo, en función de su combinación se conseguirá un tipo u otro de rebote.

Hay diferentes pelotas para cada terreno, por eso es necesario saber que para un terreno con arena las pelotas lisas son las ideales, una superficie mojada requiere de bolas con hoyuelos, debido a una mayor adherencia que la lisa.

Hockey sobre patines

El hockey sobre patines es la modalidad del deporte más “moderna”, ya que se trata de una adaptación hecha por los ingleses al hockey sobre hielo.

La pelota de hockey sobre patines debe tener un peso de 155 gramos y una circunferencia de 23 cm, siendo perfectamente esférica. Su color es muy importante (normalmente negro o naranja), pues solo podrá tener un único color predominante y diferente en función del suelo, las líneas y los tablones de la pista de juego.

En competiciones oficiales, las pelotas usadas deberás estar aprobadas por el comité internacional de hockey y si el partido esta retransmitido por televisión, ésta podrá imponer el color de la bola, siempre aprobado por la federación.

Historia de la pelota de hockey

El hockey sobre hierba es un deporte jugado desde la antigüedad, jugado por la alta sociedad. No se conoce la fecha exacta de su origen, pero se han descubierto dibujos de personas practicando algo muy parecido en la época egipcia.

La pelota usada hasta el momento era de materiales parecidos a los primeros balones, de un tamaño más pequeño. No fue hasta el siglo XIX que llegó el hockey a Canadá, y tuvieron que adaptarlo a las condiciones climáticas que sufría el país.

La bola de hockey fue inventada en el año 1877, cuando William Robertson cortó un balón dos veces para evitar el rebote que se producía con la bola, pudiendo salir disparada hacia el público debido a esta característica.

Años más tarde se registró el disparo de hockey más rápido de la historia de este deporte, 170 kilómetros por hora.