Saltar al contenido
TIENDA DE PELOTAS

Pelota de Squash: Todo lo que debes saber

Como es de esperar en un deporte como el squash, la herramienta imprescindible para practicarlo es la pelota. Es muy importante el modelo que seleccionas para jugar, ya que un simple error te puede llevar a la derrota en el encuentro. ¡No dejes nada al azar y toma acción! Te mostraremos las mejores ofertas en pelotas de squash y todo lo que debes hacer para ganar.

Las pelotas de squash al mejor precio

¿Qué pelota de squash elegir?

Con la finalidad de escoger la pelota de squash más adecuada para ti, es esencial que conozcas las diferencias que existen entre todos los modelos que puedes encontrar en el mercado. Tal es su importancia que en función de algunos factores, como la temperatura y condiciones atmosféricas de la sala de juego, se puede ver notablemente afectado el encuentro.

¿Sabes qué significan los puntos en las pelotas de squash?

Todas las pelotas de squash llevan incorporados en la misma uno u dos puntos del mismo color, cada una de ellas significan una cosa distinta y son ideales para situaciones diversas. Las puedes encontrar con dos puntos amarillos, un punto amarillo, un punto rojo o un punto azul.

Tipos de bolas de squash: Ventajas e Inconvenientes

En el mundo del squash o tenis de salón, se pueden diferenciar cuatro modelos distintos de pelotas. Cada uno de éstos es idóneo para un momento concreto de tu carrera como jugador de squash, ya que unas botan más y otras botan menos, depende de cada situación personal.

Bolas de 2 puntos amarillos

Una pelota lenta y con poco rebote, por lo que resulta difícil jugar con ella si no se tiene experiencia. Es la ideal para jugadores ya confirmados o profesionales.

Bolas de 1 punto amarillo

Se trata de una pelota más lenta que la de dos puntos ofreciendo un mayor bote. Es ideal para jugadores de nivel intermedio y aficionados del deporte.

Bolas de 1 punto azul

Una bola indicada para principiantes, con un bote rápido y alto. Tiene mayores dimensiones y rebote que las oficiales para competiciones.

Bolas de 1 punto rojo

Parecida a la azul, también está indicada para principiantes y ofrece un mayor tiempo de respuesta debido a su alto bote.

Historia de la pelota de squash

Los orígenes de la pelota de squash siguen la línea de la bola de tenis, pues el squash también se conoce como ‘tenis de salón’. Una modalidad practicada en interiores dónde se hace rebotar la pelota en una pared de manera alternada entre dos jugadores.

Con el paso de los años, las pelotas de squash se han mejorado dado que las condiciones del deporte lo pedían. Hoy en día, las pelotas están formadas por dos piezas de goma, semiesféricas y pegadas entre sí, creando un “hueco” en su interior.