Saltar al contenido
TIENDA DE PELOTAS

Balón de Voleibol

Balón de voleibol

El volleyball es un deporte cada vez más practicado en todo el mundo, con el que pasarás tiempo de calidad con tus amigos y familia. Su balón, se ha ido mejorando al paso de los años, hasta conseguir algunas pelotas como la Mikasa VLS 300 que rozan la excelencia.

A continuación, podrás encontrar bolas de voleibol de todos los modelos, superficies y para cualquier edad. ¡No esperes más y adquiere una de las pelotas al mejor precio!

Venta de las mejores pelotas de voley

¿Pelota de voley para interiores o para la playa?

Existen muchos tipos de modelos distintos de balones de volley, pero principalmente se pueden agrupar en dos grandes conjuntos, los de voleibol interior y de playa.

Cada uno de estos tienes características específicas que los hacen ideales en la superficie objetivo del balón, aun así, actualmente, los balones de volleibol pueden usarse tanto fuera como dentro de la pista cubierta (no olvides mirar las especificaciones para comprobarlo).

Las mejores pelotas para jugar a volleyball indoor

Todos estos modelos de balones son poseedores de un seguido de poros que recubren la superficie, otorgando una experiencia de juego y un tacto a la bola perfectos para un control idóneo en cualquier ocasión. Los materiales usados para estos balones acostumbran a ser micro-fibra o cuero de altísima calidad.

Según la Federación Internacional de Voleibol, el balón debe ser esférico recubierto de cuero sintético y de colores que cumplan con los requisitos propuestos por la organización FIVB. Con un perímetro comprendido entre 65 y 67 cm y un peso entre 260 y 280 gramos (los hay de un peso inferior destinado a los más pequeños).

Top bolas para jugar al voleibol playa

Ideales para las tardes de verano con los amigos, la pelota de volleyball playa debe ser esférica y de un material que no absorba la humedad, debido a el importante papel que toman las condiciones meteorológicas. Su peso es parecido a el otro tipo de bola (260 – 280 g) y una circunferencia de entre 66 y 68 cm.

Sus diferencias con los balones de volleyball para interiores son mínimas, pero suficientes para saber que las pequeñas variaciones en la textura y materiales que lo hacen más resistentes a las superficie de juego exteriores.

Compra tu balón de voleibol al mejor precio

Si todavía no te has respondido preguntas como: ¿Cuánto vale un balón de voleibol? ¿Dónde comprar balones de voleibol? Debes saber que en nuestra tienda podrás encontrar las mejores ofertas y precio para comprar tu próximo balón de voley.

Una elección correcta del balón es fundamental para un entrenamiento perfecto para cada nivel. Hay balones que están más enfocados a principiantes (aquellos que son más baratos) y otros que se adaptan mejor a las características de los jugadores más experimentados (normalmente de un precio más elevado).

La edad del jugador puede llegar a ser un factor determinante en el momento de escoger la mejor bola volleyball. Para niños entre 6 y 10 años el peso recomendado del balón es de 220 – 220 gramos. Entre los 11 y 14 años 230 y 250 gramos. Para adultos (mayores de 15 años) el balón oficial de voleibol es el correcto (peso de 260 – 280 gramos).

La historia del balón de voleibol

Sus orígenes se remontan hasta el año 1895, cuándo William G.Morgan en Massachusetts combinó partes de deportes como el béisbol, el baloncesto, el balonmano y el tenis y los unificará creando el volleyball.

La pelota debia mantenerse en el aire, por lo que debia ser más ligera que en sus predecesores, pero con un peso suficiente para moverse rápidamente en el aire. Intentaron utilizar el diseño asociado a los balones de baloncesto, pero fue un fracaso debido a su elevado peso.

No fue hasta el 1900 cuando Morgan pidió ayuda a la conocida empresa Spalding y crearon así una pelota que consistía en tres capas. La primera era una cámara de látex, la segunda un material parecido a una gasa y por encima un recubrimiento de piel.

Balón de volleyball antiguo
Uno de los primeros diseños del balón de voleibol

Durante años la pelota había sido diseñada en 18 paneles cosidos a manos, pero en 2008 la empresa Mikasa creo una nueva pelota con 8 paneles para un mayor contacto entre la bola y las manos. Actualmente, la pelota es más pequeña y ligera que las de básquet o fútbol, hecha de cuero o de otros materiales sintéticos.